En ocasiones tomar la decisión de alimentarse saludablemente  viene de la mano de mayores gastos en el mercado. Los alimentos orgánicos son más costosos que los cultivados tradicionalmente, y muchos productos especializados y sin aditivos, son también más costosos en la medida que sus productores no los hacen a gran escala, y muchos no están completamente industrializados. 
Viene entonces el paradigma de la salud vs el bolsillo, donde parece que la única solución es «invertir en la salud».
Los beneficios de una buena alimentación son infinitos y cada dia mas comprobados. Es tan sencillo como probar una semana de los smoothies que les propongo para sentir los resultados. 
Entonces, qué hacer con los costos extra?
Podemos verlo de varias formas:
Al tratar de reemplazar una comida diaria por un smoothie, esto garantiza que esa comida la haremos en casa, lo que seguro será un ahorro frente a comer por fuera.
Por otro lado los superalimentos tienen una vida larga, y nos duran para varias bebidas. Por ejemplo: los nibs de cacao pueden estar alrededor de 6000 pesos, pero pueden alcanzar para 10 preparaciones. Los goji berries cuestan alrededor de 20000 pesos, y nos pueden durar lo mismo. Viéndolo de esta forma, el costo que le asignamos a cada bebida se disminuye considerablemente, y lo que resulta alto es la inversión inicial.
La leche de almendras es uno de los ingredientes básicos, y su precio prácticamente triplica el de un litro de leche normal. La buena noticia, es que podemos hacerla en casa y ahorrar significativamente, y su sabor es delicioso!

Aca va la receta:

LECHE DE ALMENDRAS CASERA
1 taza de almendras (sin ningun tipo de aditivo o proceso)
3 tazas de agua
1 pizca de sal marina 
1 cucharadita de esencia de vainilla
Jugo de medio limón (opcional)
1 Pizca de canela (opcional)

En un recipiente se ponen las almendras y se cubren con agua y jugo de limón (si se decide utilizar). El agua con que se cubren puede ser agua de la llave. Se deja en remojo por al menos 8 horas. Es conveniente dejarlas de un dia para otro.
Una vez completen el tiempo, se pasan por un colador. El agua no hay que guardarla. Este agua se desecha. 
El siguiente paso es poner las almendras en la licuadora, con las 3 tazas de agua y mezclar por 2 minutos aproximadamente.
A continuación, necesitamos un colador de tela. Uno de los que se utiliza para colar café puede servir, o en realidad, un retazo grande de algodón limpio nos sirve también. Debemos pasar la leche por el colador para que los sedimentos de las almendras queden aquí. 
Una vez tengamos la leche ya sin residuos de almendras, se le mezcla la sal y la canela.
Se transfiere a un recipiente ojalá de vidrio, y se guarda en la nevera.
Lo ideal es consumirla en los próximos 3 días. Si se sienta, lo único que hay que hacer es agitarla antes de servir. 
Estoy trabajando en unas fotografías y videos para complementar las recetas. Pronto las actualizaré en el blog.

Hasta pronto. 






Entradas recomendadas

Aún no hay comentarios, ¡añada su voz abajo!


Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.